La Euro les cuesta €25.000 millones a Polonia y Ucrania

SHARE

Polonia y Ucrania recorrieron un camino difícil para llegar a ser los anfitriones de la Eurocopa 2012. Después de que les fuera asignado el torneo en 2007, ambos países se vieron golpeados por la crisis financiera y sus preparativos se ralentizaron. A pesar de algunas turbulencias (también políticas) sufridas en el camino, ambas naciones han conseguido ser los países sede del torneo que acaba de comenzar.

Los políticos esperan que los beneficios económicos que implica ser sede de este tipo de eventos sean cuantiosos, cosa que no siempre ocurre. Es cierto que varias industrias locales se benefician de dichos eventos, como el turismo y, en especial, la hotelería. Sumado a ello, Polonia y Ucrania deberían beneficiarse considerablemente de la imagen de apertura y seguridad que genera el torneo Euro 2012, otra cosa es que les salga rentable.

El informe, hecho por el analista del banco de inversión Sverrir Sverrisson, indica que, del total, Polonia se habrá gastado 16.000 millones de euros en obras de infraestructuras para acoger el campeonato, mientras que Ucrania habrá destinado 9.000 millones.

Sólo para construir nuevas instalaciones deportivas que acojan los partidos de fútbol así como para adaptar las ya existentes, ambos países habrán destinado 2.335 millones de euros, cifra que no será compensada por los ingresos a obtener, indica.

Según sus cálculos, los ingresos generados por la venta de entradas alcanzarán los 150 millones de euros, a los que habrá que sumar otros 150 millones derivados de la venta de artículos de merchandising o de alimentos y bebidas en las inmediaciones del estadio.

También destaca los “proyectos legado” creados, que mejorarán las principales infraestructuras del país y beneficiarán a las naciones “a largo plazo”, al tiempo que resalta el numeroso empleo generado para su construcción.

Fuente: Intereconomia.com