Compartir

El 6 de marzo de 2014 el mundo de los botines de fútbol cambió para siempre, de una manera que nadie se lo esperaba. Si hay una marca que se espera puede romper un mercado es Nike, y vaya si lo ha hecho. Para la Copa del Mundo de Brasil 2014 presentó el botín que cambió el paradigma del calzado. Hoy, más de dos años después, presenta los Nike Magista 2016, la segunda generación de este modelo.

Cuesta creer que un silo haya durado en el mercado más de dos años, si se tiene en cuenta la rápida frecuencia con la que son sustituidos. Esta nueva edición viene con varios cambios, no sólo desde lo estético, sino también en lo estético. Para su colourway de lanzamiento se vestirá de amarillo, con detalles en una extensa paleta de colores, que dan la apariencia de los conocidos mapas de calor.

Nike Magista 2016 Obra

Nike Magista 2016 Obra

Éste fue el gran revolucionario en botines con su carcasa realizada en hilo Flyknit. A pesar de esa premisa, la realidad es que lo que toca el balón nunca fue el hilo, sino una fina capa de NikeSkin que se le añadió por encima. Ésta añade fricción para mejorar el golpeo de balón, además de hacerla más impermeable, siempre con la ayuda de la tecnología ACC (All Conditions Control).

La mayor diferencia con respecto a la primera generación yace en su diseño, que posee un patrón más bien similar al de la primera generación de los Hypervenom. La tobillera Dynamic Fit Collar también fue rediseñada, teniendo ahora otro perfil  y siendo más mullida a los laterales, pero siempre realizada en hilo. Por último la sueña también fue retocada, incluyendo una combinación de tacos semi-circulares y rectangulares, para lograr la mejor tracción y cambios de dirección.


Nike Magista 2016 Opus

Nike Magista 2016 Opus

Por su parte, la variante Opus fue la reemplazante natural de los CTR360, y la adoptada por los jugadores que no querían tanto cambio. El caso de Andrés Iniesta fue el más notorio ya que, al no acostumbrarse a los Obra (modelo del que era abanderado), tuvo que volver a los Opus. El superior fue totalmente rediseñado, tomando ese aspecto en tres dimensiones, para añadir esa cuota de grip extra con el balón.

Su perfil sigue siendo estándar, con lo que hoy en día cuesta ver botines así. Incluso, de costado, ya resulta extraño ver un botín tan bajo. Típico de estos botines, la zona del talón posee un añadido de mullido para hacer la experiencia más confortable. La suela es idéntica a la de su hermano de gama, con la diferencia que el swoosh de Nike cambia su posición. También posee la tecnología ACC.

Compartir
Argentino. Con cuidado que hay criaturas.