SHARE

Es cierto que todavía queda un montón de temporada 2016/17 por delante, pero cuando se hablar de este nivel, nada puede ser improvisado. De cara a lo que será la pretemporada celebrada en julio, Estados Unidos será sede de grandes encuentros entre potencias del mundo. Así, por primera vez en la historia, Barcelona y Real Madrid se enfrentarán en Estados Unidos.

Según el sitio catalán Rac1, el Barça tendrá una semana a toda máquina entre el 22 y el 28 de julio, cuando juegue ante la Juventus, el Manchester United y finalmente ante el Merengue. Estos partidos sirven, no sólo para vender derechos televisivos y patrocinadores, sino también expandir las fronteras del deporte.

Todo se celebrará en el marco de la International Champions Cup, torneo que se disputa en varias sedes alrededor del mundo, poniendo cara a cara a los mejores equipos del mundo en América, Asia y Oceanía. El Clásico español se disputará en Miami, ciudad que próximamente tendrá un equipo dispuesto a unirse a la Major League Soccer (MLS).