SHARE

Adaptación y evolución. No es la primera vez, ni seguramente será la última, en la que decimos que la marca del doble diamante realiza un trabajo hace un par de años que no es valorado como debería ser, tanto por el mercado, como el público en general. Dando un nuevo paso en este camino para consolidarse como la cuarta marca (por detrás de las gigantes adidas, Nike y PUMA), se develaron los botines Umbro Velocita III Pro, una creación realmente plagada de innovaciones. Gracias a la gentileza del Grupo Dass, Marca de Gol los llevó al campo de juego para realizar una exhaustiva prueba de ellos.

Review | Umbro Velocita III Pro

No se puede llegar a decir que es un cambio de 180° con respecto a la generación anterior (mirá su análisis acá), pero sí se nota que hay una importante dosis de trabajo sobre ellos. Donde más se nota es en la carcasa, compuesta únicamente por dos piezas: una malla de material neopreno y una porción tipo textil. La primera es algo rígida, por lo que no se logra un calce tan personalizable como en otros modelos. Una vez en el pie, tras una difícil tarea (se agradece el calzador incluido), la experiencia es bastante más convencional de lo que se presume que será. Producto de esa mencionada rigidez, no tendrá el ajuste perfecto para aquellos con el pie fino, realizándose unos inusuales pliegues en la zona del tobillo. Aun así, a lo largo de todo el test siempre fueron cómodos de llevar, también gracias a los añadidos mullidos en el talón. Sugerimos que el potencial comprador elija su talla convencional.

Review Umbro Velocita III Pro

La radical propuesta de los Velocita III Pro, ya expuesta desde su peculiar forma, más que nada cuando salen de la caja, termina dejando algo de lado ese confort de uso en nuestras sensaciones. Comenzando por los desplazamientos, a pesar que conserva exactamente la misma placa de la suela que la primera generación, en nada se parecen a sus antecesores. La estructura ahora es mucho más estable, además de por los nuevos materiales, por su estructura externa que se ancla a la zona de la cordonera. De esta forma se logra que el calzado ‘abrace’ al pie, manteniendo todo en su lugar y concentrando todas las energías en una única dirección. Por supuesto, tal como pregona su nombre, tendrá muchos mejores resultados en velocidad que en rotaciones, a pesar de sus tres tapones cónicos internos. La crítica a la placa, como ya hemos hecho en otras ocasiones, es que sigue siendo algo dura al principio, pese a sus cortes transversales; pero con el correr de los días se irá ablandando.

A pesar de todo esto, la pregunta del millón sigue siendo cuán buenos son para pegarle a la pelota. La primera gran diferencia, y a nuestro criterio una ventaja, es que dejó de tener un material tan fino, por ende, nuestro pie ya no se ve tan afectado por los fuertes remates. Por supuesto que éste no es su punto más fuerte, al lado de otros modelos de la marca como los Medusae o los UX-Accuro, pero aun se las rebuscan para tener una buena performance. Entre tanto sintético ayuda el acabado rugoso que tiene la puntera (el sector blanco en este colourway), evitando que el esférico patine cuando está mojado. Resumiendo este apartado, los Umbro Velocita III Pro resultan más que positivos a la hora de impactar al arco; pero algo más relegados a la hora de dar pases cortos o controlar el balón, ante una superficie interna lisa y algo resbalosa.

Review Umbro Velocita III Pro Review Umbro Velocita III Pro

Comenzando a resumir nuestra prueba de campo, a un precio de $2399 (140 Dólares a la cotización del día) para la versión de tapones para campos duros, estos botines se vuelven una alternativa más que interesante dentro del mercado. Si tomamos en cuenta que cuestan incluso ¡la mitad! que algunos modelos de gama alta de adidas o Nike, entendemos que tienen una relación precio/producto por encima de cualquier rival. Tal vez no tienen la prensa de otros rivales, ni los usan los mejores jugadores del mundo; pero lo único cierto es que son interesantes, se desarrollan bien dentro del campo de juego y, por qué no, tienen un aspecto agradable y muy distinto a lo que puede ofrecer cualquier rival. El asterisco, en una opinión subjetiva, claro está, sigue siendo la suela, que ya debería haber tenido una actualización y la dureza de la malla que no permite terminar de envolver al pie de la forma más eficiente.

Review Umbro Velocita III Pro

¿A ustedes qué les parecieron los botines Umbro Velocita III Pro? ¿Sientes que la firma inglesa tiene para pelearle mano a mano a las ‘grandes’ marcas deportivas? No olvides dejar tu comentario debajo.