SHARE

La primera institución de fútbol argentina en conquistar el mundo. Nos tenemos que remontar medio siglo atrás para caer en una de las fechas más importantes del deporte en este país. Un 4 de noviembre de 1967, en el Estadio Centenario de Montevideo, Uruguay, Racing Club de Avellaneda se impuso por 1-0 ante el Celtic de Escocia, alcanzando la gloria máxima. En la previa del encuentro ante Talleres de Córdoba, el club celebró los 50 años de la Copa Intercontinental con una fiesta especial.

Realizada en el propio Estadio Presidente Juan Domingo Perón, más conocido como Cilindro, los asistentes al encuentro pudieron disfrutar de revivir aquellos momentos históricos junto a varias de las glorias que lo protagonizaron. Pero antes de eso, una banda de estilo escocés, con gaitas, redoblantes y ritmos propios del país europeo, deleitó a la gente con su música, incluso haciendo sonar las notas de la canción “Es el equipo de José”.

Racing Club 50 años de la Copa Intercontinental

El tiempo de la nostalgia comenzó cuando los ex-jugadores saltaron al campo de juego, bajo la conducción de Leandro ‘Chino’ Leunis. Las palmas se volvieron rojas más que nada ante la presencia de Juan José Pizzuti y el autor del gol más importante de su historia, Juan Carlos Cárdenas. Acompañaron también Oscar Martín, Rubén Díaz, Antonio Spilinga, Humberto Maschio, Juan Carlos Rulli, Fernando Parenti y Rubén Díaz. Familiares de los jugadores que ya no están también dijeron presente, recordando eternamente a esas glorias.

Racing Club 50 años de la Copa Intercontinental

Además de desfilar los jugadores con la famosa copa en sí, se llevó a cabo un show de luces que se proyectaban sobre el círculo central; también aportando contenido audiovisual que se transmitía por la nueva pantalla del estadio. La fiesta culminó con un importante espectáculo de fuegos artificiales, para cerrar la celebración por los 50 años de la Copa Intercontinental a todo color.