Se viene “Museo River”

La primera semana de noviembre se cortarán las cintas protocolares y quedará oficialmente inaugurado “Museo River”, promocionado como el museo deportivo más grande del mundo.

El edificio emplazado en terrenos del Club Atlético River Plate en Buenos Aires cuenta con 3.300 m2 de superficie y un frente de 50 m sobre Av. Figueroa Alcorta. Estará equipado con la más moderna tecnología para los espectáculos audiovisuales, incluirá un café temático y 2 tiendas de venta de merchandising.

Para conocer más detalles y características arquitectónicas Construcciones.com.ar* lo recorrió en exclusiva y entrevistó a Nicolás López Fagundez, gerente de Desarrollo de Negocios de Museos Deportivos S. A. (empresa responsable de sus contenidos y de la dirección de obra de las instalaciones interiores).

“El hall de entrada será un espacio libre, quien quiera comprar una camiseta de River, por ejemplo, podrá entrar y pasar a la tienda, sin pagar la entrada al museo. Una vez que los visitantes ingresen por boleterías verán el ‘pre-show’, con una explicación sobre el concepto de viaje temporal que tiene el museo y efectos especiales: el piso se moverá y se proyectará un video en el techo, todo simulará una máquina para viajar en el tiempo”, explica López Fagundez.

Las dimensiones del edificio son poco frecuentes para lo que suele ser el museo de un club de fútbol: se destaca el “Túnel del tiempo” -casi 70 m de recorrido-, en el que la gente podrá caminar para ver, año por año, la historia de River, con estaciones temporales (equipadas con plasmas y escenografías especiales, fotos e informaciones estadísticas) por cada título ganado.

“En los paneles de cada década estará representado lo que sucedía en Argentina y en el mundo, más allá del fútbol: por ejemplo, para los años ’40 hay una réplica del balcón de la Casa Rosada, recordando los discursos de Juan Perón; para los ’50 se presenta una réplica de un box de Fangio, y en los ’80, con el regreso de la democracia, una urna. Así se trata de capturar un instante de aquellos momentos”, grafica el entrevistado.

El túnel está recubierto por una banda roja, que conceptualmente es la que irá llevando a los visitantes a través del tiempo, mientras que en el piso se irán mostrando los distintos años. Aunque habrá un tramo especial que, a diferencia del resto, estará siempre a oscuras: será “La noche de River”, que evoca los 18 años en los que el equipo no pudo salir campeón (1957 a 1975).

También tendrá un estratégico paso interno que conectará con el estadio Monumental ubicado al lado del museo; podrán usarlo los visitantes que realicen el “Estadio tour”, -una atracción complementaria-.

Pero sin dudas, el espectáculo principal del museo es la “Crónica de una pasión monumental”, un video que se proyectará en 360º, en un amplio microcine con forma de pelota gigante que tecnológicamente es el más importante del edificio.

Otra sala destacada será la dedicada a “La Máquina”, la delantera más famosa de la historia millonaria, formada en la década del ’40 por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau. Se muestra una réplica en tamaño original de una locomotora, que atraviesa un paredón, “con el concepto de romper el molde futbolero, la forma de jugar”, explica López Fagundez. Atrás hay una estación ferroviaria, escenográficamente armada. Ese sector también tendrá un pequeño auditorio, que sólo proyectará una película dedicada a estos 5 famosos jugadores.

El recorrido contará con más espacios especiales: “Gloria Riverplatense” (salón de trofeos), “River Monumental” (en honor al estadio), “Todos los jugadores” (los 15 ídolos de la historia de River, aunque se mencionarán los 822 futbolistas que jugaron al menos un partido para el club), “River for export” (tributo al semillero), Millonarios en la Selección (es el club que más jugadores aportó en la historia al equipo albiceleste), “Aquellos goles inolvidables” (con tecnología holográfica), la sala de directores técnicos y la de presidentes, que tendrá una biblioteca y funcionará como salón de usos múltiples.

El recorrido finaliza en los locales de adidas y Rivermanía, para que el público pueda adquirir recuerdos, como suele suceder en casi todos los museos del mundo. Según Museos Deportivos, el recorrido del edificio será de una hora, promedio, que sumado al tour del estadio (de 45 minutos), se transformará en casi 2 horas.

En cuanto a la extensa superficie del emprendimiento, López Fagundez aclara que “no surgió como una premisa. En la mayoría de los casos, cuando se ejecutan estos proyectos en clubes hay que acomodarse a una estructura preexistente. El museo de Boca (realizado por la misma empresa), se hizo bajo una tribuna. Pero en River, el edificio íntegro se diseñó para el museo. Las alturas tienen casi 14m a fondo de viga. Entonces, la doble y la triple altura permiten hacer juegos escenográficos distintos a los convencionales. La rampa del túnel del tiempo, por citar un caso, sería imposible de realizar en otro espacio”.

GALERIA DE FOTOS

Fachada actual.

Acceso secundario, auspiciado especialmente por adidas.

Acceso principal. Tendrá una banda roja en el suelo que se corresponderá con otra ubicada sobre los vidrios de la entrada.

Otro ángulo de la fachada actual.

Microcine 360º.

El túnel del tiempo, “guiado” por una banda roja.

Hall principal, el “espacio libre” destinado a quienes quieran entrar a los shops sin necesidad de pagar entrada al museo. Detrás de la columna se montará el café temático.

Otra vista del futuro café y el local de adidas.

Acceso al “pre-show”.

Réplica del auto de Juan Manuel Fangio.


“La máquina”

* Esta nota fue producida por el editor de Marca de Gol especialmente para el portal Construcciones.com.ar

—————————
Notas relacionadas:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here