Budweiser presiona a la FIFA: quiere vender su cerveza en Brasil 2014

La FIFA pidió a las ciudades que serán sedes del Mundial de Brasil 2014 modificar sus legislaciones para permitir la venta de cerveza en los estadios durante la Copa del Mundo, dado que uno de los principales patrocinadores del certamen es la empresa Budweiser.
Así lo hizo saber en una nota enviada a los representantes de los gobiernos regionales durante una reunión con el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y del Comité Organizador Local (COL) , Ricardo Teixeira.
Todo sea por el negocio, parece ser el lema de la FIFA, que ahora reclama sin sonrojarse un cambio de legislación para favorecer a sus socios, aún cuando suele molestarse frente a cualquier tipo de intromisión de la política y hasta de la justicia en cuestiones relacionadas con el deporte.
La FIFA tendrá derecho a todo dentro de los estadios. Fuimos informados que tendremos que cambiar la legislación antialcohol en las canchas para que uno de los patrocinadores pueda vender sus productos” , dijo Ricardo Leitao, secretario de la jefatura del gabinete del gobernador del estado de Pernambuco, Eduardo Campos.
Leitao participó junto a otros 11 representantes de las ciudades elegidas por la FIFA de un encuentro en Rio de Janeiro, sede de la CBF, para escuchar la hoja de ruta que Teixeira marcó para cumplir con los plazos de la entidad que rige el fútbol mundial.
El motivo para el cambio de legislación en los estadios brasileños, según el diario Folha de Sao Paulo, “está explicada en un contrato millonario de la Budweiser con FIFA, que dura hasta 2014. El acuerdo prevé la venta de bebidas alcoholicas en los estadios, como ocurrió en los últimos seis Mundiales” .

Budweiser aporta un cuarto del dinero que la FIFA gastará en sus partidas presupuestarias enviadas a los brasileños para organizar el Mundial.

La prensa brasileña destacó que Budweiser es propiedad de la multinacional belga brasileña Inbev, que la compró el año pasado y además es patrocinadora de la selección de Brasil a través de su producto Guaraná Antarctica.
Para empezar, la alcaldía de Río de Janeiro, dado que el Maracaná será la sede de la final de 2014, deberá cambiar su legislación contra la venta de cerveza en los estadios.
Paradójicamente, el municipio de Río de Janeiro prohibió hace dos años la venta de cerveza durante los partidos de fútbol como una forma de mostrar buena disposición frente a la candidatura de Brasil para ser sede del Mundial.
También Sao Paulo y Recife, capital de Pernambuco, tienen legislaciones contra la venta de alcohol dentro de los estadios.
Hace poco más de un año, el 25 de abril de 2008, el propio Teixiera firmó un acuerdo con la fiscalía para prohibir la venta de alcohol en los estadios de fútbol con el argumento de que de ese modo se reduciría la violencia.
En Alemania 2006, inicialmente se iba a limitar un litro de cerveza por hincha, pero los controles colapsaron.
Fuente: ANSA

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here