SHARE

Siempre que recuerden buenos momentos los homenajes son lindos; y ésta no es la excepción. A medio siglo de la hazaña ante el Manchester United en Old Trafford, la marca del doble diamante comienza a despedirse del club platense con un modelo que rememora aquella casaca usada el 16 de octubre de 1968. Con mucho de qué hablar, Marca de Gol analizó la camiseta Umbro de Estudiantes de La Plata 50° aniversario.

Review | Camiseta Umbro de Estudiantes de La Plata 50° aniversario

¿Por qué no nos encontramos con un modelo a bastones? Básicamente, porque aquella noche el León jugó con un kit blanco, con dos franjas verticales sobre el lado izquierdo. A su manera, todo se replica para este uniforme íntegramente blanco, que sólo rompe la monotonía cromática en el detalle interno del cuello, los apliques en el inferior y los dorsales de los jugadores (esta unidad claramente no posee). El primer resultado visual nos gusta, sobre todo porque entendemos que es una edición especial; pero es un concepto que sin dudas ya está bastante visto.

Review Camiseta Umbro de Estudiantes de La Plata 50° aniversario

Teniendo en cuenta que la idea era hacerla monocromática, la mención a los dos bastones sobre el lado del corazón está muy bien resuelta. Se empleó una trama de finas líneas en relieve con orientación diagonal; que tal vez pudo haber incluido algún rasgo implícito o no tan visible sobre aquella jornada, como tener 68 líneas en relación al año, o algo por el estilo. Éso, y el cuello con terminación en ‘v’ superpuesta, con laterales y nuca ligeramente más altos, son los únicos trazos reales de la camiseta. El resto, serán características más particulares.

Review Camiseta Umbro de Estudiantes de La Plata 50° aniversario

La primera de ellas es el transfer en el interior del cuello, con exactamente el mismo diseño que el que se usa para Atlético Tucumán (mirá su reseña acá). El mismo incluye la frase “A la gloria no se llega por un camino de rosas”, resaltando esa identidad aguerrida que tiene el conjunto de la avenida 1. Yendo un poco más hacia abajo, en el pecho, el escudo tradicional del club se sustituye por uno que tiene como protagonista el número 50 y la silueta del trofeo de la Copa Intercontinental, con la leyenda “Estudiantes de La Plata – Campeón del Mundo 1968”. Probablemente éste sea el punto más conflictivo para el hincha tradicionalista, que busca tener siempre el escudo tradicional por sobre su corazón.

Como última cita al aniversario, en el inferior derecho se añade un jocktag que sí incluye la identidad convencional, así como el trofeo y la fecha cuando consiguieron el título. Tal vez se pudo haber intercambiado la ubicación de los escudos, pero eso sería hilar ya demasiado fino. Por último, cabe remarcar la predisposición del patrocinador para ser estampado en blanco; mismo también el imagotipo de Umbro bordado. En la parte inferior de la espalda, al igual que en todos los uniformes, se estampa la frase “Campeón del Mundo”, esta vez con más justificación que nunca.

Review Camiseta Umbro de Estudiantes de La Plata 50° aniversario

En cuanto a su confección es más que correcta. Los bordados son precisos, las telas son suaves al tacto y livianas, y ninguna de las costuras presentaron inconveniente alguno. Básicamente lo esperado para un modelo que se vende a AR$2150. Creemos que al ser una edición especial, y con tantos recuerdos en la mente, se pudo haber añadido un packaging diferente a la convencional bolsa transparente, con imágenes de aquel partido, los nombres de los jugadores del plantel o demás particularidades que la convertirían en una gran pieza de colección en todo su conjunto.

Review Camiseta Umbro de Estudiantes de La Plata 50° aniversario

Comenzando a concluir la reseña, la camiseta Umbro de Estudiantes de La Plata 50° aniversario posee un concepto madre (el hecho que sea monocromática) del que, siendo sinceros, no somos muy fanáticos. Pero partiendo desde ahí, y entendiendo desde donde trabajaron, se logró un buen trabajo, con una importante cantidad de referencias que harán que los hinchas del Pincha la quieran tener, sin pensarlo dos veces, en su colección.