Volver a las bases, a la receta original; una idea que rara vez falla, y ésta no es la excepción. La primera temporada de la marca con sede central en Baltimore, Estados Unidos, y el equipo platense no arrojó el resultado esperado en lo que respecta a la indumentaria principal, con una gran dosis de negro (ver review). Eliminándolo por completo, de cara al comienzo del año se develó la nueva camiseta titular Under Armour de Estudiantes de La Plata 2020, y Marca de Gol la analizó detalle por detalle.

Review | Camiseta titular Under Armour de Estudiantes de La Plata 2020

A diferencia del año pasado, pareciera que se invietieron los roles con Rosario Central, el otro club que viste la marca; siendo ellos los que ahora poseen el uniforme más ‘rompedor’. Ésta, por su parte, es todo lo contrario: un verdadero clásico. ¿Cómo se gana ese título? Básicamente porque presenta bastones de un ancho convencional en todo el cuerpo, es decir, en el frente, en las mangas, y en la espalda. A simple vista nos recuerda, por qué no, a una equipación de más de 30 años de vida. Justamente eso es lo que se trató de plasmar, al tener la intención de homenajear al equipo tricampeón de la Copa Libertadores.

Review Camiseta titular Under Armour de Estudiantes de La Plata 2020

Más allá del diseño básico, que vuelve a las fuentes, hay numerosos pequeños detalles para ponerles la lupa encima. El primero es el cuello, similar (pero no igual) al visto anteriormente con el Canalla; que se destaca por tener una pequeña abertura en forma de ‘v’. Un viejo y fiel soldado de varias batallas para Under Armour. En su posterior, precisamente en la nuca, se le comienza a rendir homenaje al equipo que nada más, ni nada menos, se consagró campeón del mundo en Old Trafford. Allí se ubican tres estrellas doradas, que añaden en su interior los años de consagración (68, 69 y 70). Estos mismos años también dicen presente en el reverso del pequeño aplique en el inferior izquierdo.

Así como sus trazos volvieron a ser tradicionales, también nos encontramos una sorpresa con el escudo, que vuelve al banderín (pero sin laureles, ni estrellas; todo rojo y blanco). Como característica final, la frase “Campeón del Mundo” vuelve a decir presente en la espalda; infaltable. La única crítica va señalada hacía el logo de la marca en el pecho. Creemos que cortar el bastón nunca es el mejor recurso. A nivel confección, notamos una leve mejoría con respecto a sus predecesoras, más que nada desde las estampas (esta unidad no contaba con patrocinadores) y las costuras, un poco más precisas y mejor presentadas.

¿Conclusión? La gente ama las camisetas simples, pero con significado. La parte de diseño ya está hecha, ahora solo restan los buenos resultados deportivos para que quede por siempre impregnada en la memoria del Pincha. Aprovechen a comprarla sin patrocinadores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here