Sin lugar a dudas, es el mercado más competitivo y masivo; apuntando a miles y miles de jugadores amateur de todo el país, que no tienen el presupuesto para acceder a modelos de gamas más altas (o simplemente no quieren gastarlo). Así surgen los botines Umbro Neo Geo, una apuesta de la firma del doble diamante específicamente pensada y trabajada para ganarse de lleno su porción. En Marca de Gol los llevamos al campo de juego y les comentamos qué nos parecieron.

Review | Botines Umbro Neo Geo (Turf)

Antes que nada, estamos ante un calzado que tiene un valor de nada más que AR$4.699 (al dólar ‘solidario’ se traduce en unos 30 dólares aproximadamente), por lo que su análisis tiene que ser encarado siempre con ese número puesto en la mira. No podemos exigirles demasiado, esa es la verdad. A partir de eso, nos encontramos con una capellada sintética, de suave tacto, y con el destacado de tener un acabado en alta frecuencia en casi toda su superficie. Además de tener un fin estético, tiene un objetivo funcional: sobre todos aquellos rombos en relieve negativo que se encuentran en la puntera y en el interno, sumando algo de grip al tener contacto con el balón.

El toque con la pelota es correcto, siendo el material de un considerable grosor como para que no repercuta sobre nuestro pie. Tal vez esto no ocurre tanto en golpeos con el empeine, ya que no posee una lengüeta propiamente dicha. Es más un aplique de neoprene, cosido a la capellada, que actúa de tal forma. Sin bien no nos defiende demasiado la zona, sí es bastante cómoda para su uso, abrazando bien la parte superior de nuestro pie. Eso sí, para poder llegar al precio objetivo se notan ciertos recortes de gastos, como por ejemplo la carencia de material mullido en el talón para mayor confort, o una plantilla con algo más de amortiguación.

Punto aparte para la suela, de diseño propio de Umbro (a veces suelen ser genéricas). Posee una buena dosis de tracción y cierta reactividad en la puntera, con áreas de flexión. Se transforma en un calzado estable también gracias a la rigidez de la talonera interna, evitando que el pie ‘siga de largo’. Sí se lamenta que la punta de la suela no esté cosida a la capellada, o que incluya algún aplique de protección; por lo que esa zona está más expuesta al desgaste. Si se apunta a usarlos mucho y tener la intención de conservarlos por más tiempo, dentro de la misma marca apuntaríamos a los Fifty III (mirá su reseña), aunque cuesten unos pesos más.

¿Nuestra conclusión de los Umbro Neo Geo? Ofrecen un look más bien moderno, con una capellada que cumple y una suela que tracciona bien. Son botines para jugar todo lo que se pueda, pero intentando tener ciertos recaudos para estirarle su vida útil. Lo esperable y correcto para su escaso precio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here