SHARE

Llevar el fútbol a las calles, a la vida cotidiana. Bien claro tenemos todos que en Argentina se respira este deporte de una forma particular. Es más, no es sólo un deporte, es una parte fundamental de nuestras vidas, al nivel de la familia, los amigos o el trabajo. Buscando captar esa esencia y llevarla a la indumentaria que usamos todos los días, nació Wing Indumentaria. Para contarnos su historia y su presente, dialogamos con Juan Spagnolo, socio y fundador de la empresa.

– Mirá nuestra experiencia de compra con Wing Indumentaria –


Entrevistador: ¿Cómo y cuándo nació Wing?

Juan Spagnolo: El emprendimiento arrancó en el 2011 mientras estaba en la facultad, debía presentar un proyecto de indumentaria textil, que nada tenía que ver con lo que hoy es Wing, pero conocí un mundo que me sorprendió y fue sumamente apasionante. Estaba realmente cansado de ponerme remeras que nada tenían que ver con mis gustos personales, frases y dibujos que no me identificaban.

Juan Spagnolo Wing Indumentaria

Arrancamos armando una marca ligada al cine, a la música; pero no me completaba, sentía que algo me faltaba, Entonces empecé a buscar más respuestas a mis preguntas y casi sin dudar la respuesta fue fútbol. Junté ahorros, los cuales no me alcanzaban, convencí a mi novia y a un amigo de toda la vida para que ayudaran con la otra parte que faltaba, y junto con ellos formé Wing. Estudié el mercado, y no encontré algo que se le pareciera, y comencé a informarme de qué métodos y herramientas necesitaba para emprender.

Arrancamos a producir menos de 50 remeras por mes. En un principio se compraban hechas, luego subiendo la escala comenzamos a producir y conseguimos un taller que nos permitía trabajar con pocas cantidades. Comprábamos la tela, la dejábamos en el taller y luego nosotros producíamos las estampas. Y así todos los meses duplicábamos las ventas y volvíamos a invertir. Todo lo que ganábamos lo volvíamos a invertir para poder tener más mercadería.

El gran cambio se dio desde el 1 de Mayo del 2015, cuando decidí no trabajar más en relación de dependencia y aprovechar el tiempo que me sacaba para ponerlo en Wing. Luego en diciembre, renunció mi socia y compañera a su trabajo, y empezamos a apostar seriamente por el proyecto para convertirlo en una PyME. Así fue como Wing fue creciendo, de a poco y con decisiones acertadas, empezamos a vender a todo el país por medio de empresas de correo. Habilitamos nuestra tienda online y pusimos un showroom para que la gente pueda ver y probarse los productos antes de comprarlos.

A nivel producto, el gran momento fue cuando empezamos a producir nuestra propia tela, eligiendo la composición de hilos en nuestras prendas para lograr un género de mejor calidad. Hicimos nuestra propia moldería y empezamos a trabajar con los talleres que trabajan las mejores marcas del país. Otra cosa importante fue sumar a nuestro equipo de trabajo cargos administrativos, que pudieron sostener la estructura de ventas y demanda; diseñadores e ilustradores quienes se encargaron de generar no solo los nuevos diseños, sino todo el contenido para las redes. Todo esto ayudo a potenciarnos y hacer crecer la estructura de una manera más profesional y pareja, logrando un crecimiento sostenido en el tiempo.

¿Por qué eligieron hacer remeras de fútbol y qué panorama se encontraron en ese mercado?

Principalmente porque este es una gran parte de mi vida. Está en mi día a día, en mi ámbito, en mis amigos, en mi familia. La verdad es que quería vestirme así y no encontré una marca que me representara. Siempre les dije a mis amigos: “voy a lograr ir a una fiesta con una remera de Ruud Gullit”. Y lo logré.

Como panorama, mi equipo y yo nos encontramos con una gran oportunidad de renovar la manera de vestir con prendas relacionadas al fútbol casuales y, de esta forma, romper con los prejuicios de que se luce nada más con ropa deportiva. Había otras marcas muy conocidas, pero relacionadas a otros deportes.

Por lo que mi idea fue directa al grano y apuntada a todas esas personas que piensan y viven el fútbol como yo. Nos encontramos entonces con un vacío de referentes y competencia, con un difícil desafío como lo es plantar bandera y ser pioneros en el rubro. Tratamos de no olvidar las raíces y orígenes del fútbol, orientando la marca a ese público genuino que realmente entiende y valora la esencia.

Juan Spagnolo Wing Indumentaria

¿Qué herramientas utilizaron para hacerse conocidos? ¿Sobre qué se basa su estructura comunicacional?

En primera medida son las redes sociales. Sabemos que esa fue y es nuestra vidriera más importante hoy por hoy, por eso la cuidamos, y estamos en todos los detalles. Tratamos de responder rápido, estar atentos a las consultas de los clientes, publicar buen contenido, rico en calidad de imágenes, en detalles, en historia. Creo que eso es primordial.

Después vas creciendo y quizás te quedás un poco corto con las redes, por eso es que debés cambiar de estrategias y adecuarte al mercado. Hoy en día, por ejemplo, los canjes con influencer y personas conocidas para aparecer en los medios. Son cosas que van viniendo solas, pero debés actuar con precisión para no quedar expuesto o ser partícipe de una mala comunicación.

Juan Spagnolo Wing Indumentaria
Juan Spagnolo nos cuenta sobre el objetivo de generar una identidad propia para su marca.

¿Qué rol le atribuyen a las redes sociales dentro de esa estructura? ¿Tercerizan ese sector o queda dentro de la empresa?

Es un rol principal dentro de la estructura, nosotros como tantas otras marcas jóvenes, nacimos en las redes sociales, es nuestro hábitat y no podemos imaginarnos de otra forma como sería no estar en Facebook o Instagram. Es nuestra vidriera diaria, la que renovamos en forma constante, la que nos hace llegar todo el tiempo a más y más gente y que esa gente se convierta en nuestro público o consumidor luego. Permite a emprendedores testear sus proyectos, compartirlos, hacerlos masivos y con gastos relativamente bajos de inversión.

A partir de septiembre, nosotros decidimos tercerizar las redes sociales a una empresa que de marketing. Estamos recién en el cambio de estas formas de trabajo y esperamos que los resultados sean aún mejores que los obtenidos hasta el momento. Creemos que es algo que nos dio sus buenos frutos pero que si sabés del tema, podés exprimir y explotar aún más.

Juan Spagnolo Wing Indumentaria

Tras estos años de trabajo, ¿cómo evaluarías tu experiencia para desarrollar una PyME en Argentina?

Tengo varias sensaciones encontradas, es muy fácil arrancar, probar, incursionar, explorar. Mires donde mires, hay gente muy capacitada que puede respaldar cualquier tipo de proyecto,  quizás lo más difícil es que perdure. No son temas menores, la situación del país por ejemplo, un país que se mueve en forma constante, que baja y sube el consumo como si fuera un estado de ánimo, hace que lo que parece fácil se trasforme en complejo.  Mi consejo es siempre estar rodeado de buena gente, capacitada, que sepan dar el consejo o la tranquilad en el momento preciso y principalmente saber tomar las decisiones en los momentos correctos.

Más allá de su showroom en Lomas de Zamora, ¿les gustaría expandirse hacia nuevos comercios físicos o seguirán centrando sus ventas en la web?

En un principio no queremos descuidar la tienda online. Hoy un gran porcentaje de nuestras ventas se originan por ahí y el showroom en Lomas de Zamora se estará inaugurando oficialmente en el mes de noviembre, por lo que es todo muy  nuevo. Pero apuntamos pronto a abrir nuestro primer local en Capital Federal, y a tener nuestros productos en tiendas multimarca distribuidas en el país. Soy de las personas que prefieren pasos cortos y sólidos; aunque nos encantaría apostar por la vidriera física, no te voy a mentir, es un gran anhelo que ojala pronto podamos lograr, vamos paso a paso.

Juan Spagnolo Wing Indumentaria

Recientemente abrieron la posibilidad de envíos internacionales: ¿qué desafíos se encontraron? ¿Habrá nuevos productos destinados al mercado fuera de Argentina?

Sí, hace muy poquito llegamos a un acuerdo con el correo para poder girar nuestras ventas a todo el mundo. Ya salieron los primeros envíos a Chile y España. Nos encontramos con un duro desafío, sabemos que los costos de una producción de Argentina no son tan competitivos como lo que puede salir una remera en Chile, México o España si se quiere. Manejan otros impuestos, otras manos de obra, y va a ser más que un desafío competir con eso. Pero creemos que si seguimos por nuestro camino de creatividad en los diseños y en las prendas, va a seguir siendo tentador comprarle un producto a Wing.

En cuanto a los productos, nosotros tuvimos varias etapas en Wing. Quizás en un principio era muy local o de merchandising; pero hoy podés encontrar prendas neutras, o con el logo de la marca, o de ídolos internacionales reconocidos mundialmente, y nos ayuda a generar una demanda más amplia.


Agradecemos nuevamente a Juan Spagnolo por su tiempo y cordialidad y los invitamos a todos a ingresar a su tienda oficial para adquirir sus productos.