El reinventarse constantemente para no perder su lugar en el mercado; y aún más, para ganarse una porción mayor. Desde hace ya unos años el trabajo de la marca del felino es cosa seria, innovando desde lo tecnológico y lo estético, pudiéndose sentar tranquilamente en la mesa de adidas y Nike. Teniendo a su nueva estrella, Neymar Jr., como embajador, se lanzaron los botines PUMA FUTURE Z. Ésta es la reseña que les hicimos en Marca de Gol a la versión tope de gama.

Review | PUMA FUTURE Z

Antes de comenzar con el análisis en sí, partimos con la premisa de lo que siempre fueron los FUTURE: una opción cómoda y que rinde muy bien para todo tipo de uso. Para mantenerse en esa línea, esta nueva generación introduce tres cambios con respecto a sus antecesores (mirá su reseña acá). Primero, eliminó la tecnología NETFIT, volviendo a los hoyuelos convencionales. Segundo, aparece una gran franja central elástica -con aires a adidas Nitrocharge-, que tiene como propósito envolver el pie. Tercero, una nueva suela, renovada completamente. Todo esto se suma a una estética inédita, con enorme FUTURE en el interno, que también aporta un extra de grip.

Una vez en nuestros pies, notamos que ya se cumplió la mitad de la premisa: su uso es por demás confortable. La zona FUZIONFIT+ se amolda a todo tipo de pie perfectamente, a pesar de ser algo más angostos ahora. La idea de acomodar los cordones a gusto era interesante, pero rara vez era del todo aprovechada. Hacen su parte también un collarín muy elástico, una zona mullida en el talón y una plantilla con bastante espuma. Un deliete jugar con ellos. La suela con su nueva placa Dynamic Motion System es el mayor upgrade. Súper reactiva al ser rígida, buena distribución de fuerzas con su ‘columna vertebral’; además de un nuevo reparto de tacos semi-cónicos que ayudan mucho con las rotaciones. Nuestra mayor crítica a sus predecesores es lo que más nos gustó ahora. Genial.

La capellada también pasó por el taller, pero mantuvo ciertas cuestiones. El hilo evoKNIT sigue siendo la misma delicia de siempre, combinado con el acabado transparente Grip Control Pro que nos da más agarre al tener contacto con la pelota, pero también protege la superficie de un desgaste prematuro. Buen golpeo, buen control, y nunca nos da la sensación de que nos faltan cinco pa’l peso. Realmente se nota que, más allá de las modificaciones, hay una línea de trabajo bastante marcada. Es algo extraño que ya no se tiene esa experiencia de botín tan armado, pero tampoco es que llega al punto de parecer un silo de velocidad, como los ULTRA. No fue tanto cambio como se podía creer.

¿Conclusión de estos PUMA FUTURE Z? A un precio de AR$18.500, son para nosotros la mejor relación calidad/precio que hay en el mercado argentino; teniendo en cuenta que unos Nike, también de gama alta, ya superan los AR$30.000. Son extremadamente cómodos, poseen un buen toque de balón y mejoraron la suela que era su punto más flojo. Si les gusta este combo, más una apariencia bien radical (y tienen el presupuesto), nuestro veredicto es que los vayan a comprar directamente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here